domingo, 12 de marzo de 2017

Día 12: Legalismo.


 Porque la gracia de Dios 
se ha manifestado para salvación 
a todos los hombres,
enseñándonos que
renunciando a la impiedad 
y a los deseos mundanos, 
vivamos en este siglo sobria, 
justa 
y piadosamente,
(Tito 2:11-12)

Y Dios es poderoso como para que abunde en ustedes toda gracia, para que siempre y en toda circunstancia tengan todo lo necesario, y abunde en ustedes toda buena obra;
(2 Corintios 9:8) 


 Reflexión:
 La "torpeza del legalismo" le ha llamado una publicación a ese esfuerzo de ayunar por determinados días.
¿Es más espiritual el que ha tomado este desafío?
¿Es menos espiritual el que no lo hecho?

En todo lo que hacemos hay un peligro latente, olvidar que todo esfuerzo humano es inútil y vanal.
Dios nos ha dado disciplinas espirituales como una herramienta para manifestar su Gracia en nosotros, para sembrar en el Espíritu y no en la carne. "Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna." (Gálatas 6:8)

Oramos porque la Gracia de Dios nos empuja a ver las necesidades humanas y rogar por ellas.
Ayunamos porque deseamos estar en el sitio correcto y en el momento correcto.
Un ayuno es un acto de obediencia, de ninguna manera podremos manipular a Dios, su Soberanía es incuestionable.
Practicar cualquier disciplina es beneficio puro para nuestro espíritu, alma y cuerpo como tanto los médicos nos aconsejan, "camine, estírese, haga ejercicio" para tener un cuerpo activo y sin las molestias de la ociosidad.
El movimiento es vida, la vida es movimiento.

Con el correr de los días recibo mensajes de alegría.
Unos están leyendo los Salmos, otros se sienten sin ganas de ver tele, algunos han adquirido nuevas palabras en la oración. "Ni siquiera he pasado hambre", me comenta un pastor, "y eso que he bajado 3 kilos".



Oración: Por el gobierno, sus autoridades, para que sus mentes sean despejadas y no aprueben leyes contrarias a los Principios de la Palabra de Dios.

************************

Bonus: Una buena explicación del legalismo.
https://www.youtube.com/watch?v=3Cg8NiUYyfs

************************
 El pan sin levadura lo aconsejan para las personas que sufren molestias estomacales.
Aquí una receta simple, rápida y económica.

2 tazas de  harina sin leudante.
1/2 taza de agua tibia (si queda seca agregar una pizca)
1/4 cucharadita sal.
1 cucharada aceite oliva.
(1 diente ajo molido, romero picado fino, semillas de sésamo, opcional. )
Poner la harina en un bol, agregar la sal.
Ir colocando el agua poco a poco. Amasar durante 5 minutos.
Debe quedar una masa flexible y que no se pegue en las manos.
Si le coloca alguna hierba elija solo una para no desvirtuar lo rico del pan.
Dejar reposar 20 a 30 minutos tapado o envuelto en un paño.
Luego separar en pociones,  hacer el pan del porte de la circunferencia de la sartén o plancha,  colocar tapado. Darlo vuelta y se termina de cocer destapado.
Envolver en un paño limpio. Le puede rociar unas gotitas de agua antes de envolver, así quedará blando incluso hasta el día siguiente (si dura)


La proporción harina-agua aquí:
http://palabrabreve.blogspot.cl/2016/04/proporcion-parte-uno.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario