miércoles, 8 de marzo de 2017

Día 8: Beber o no beber.

"...y nos den legumbres a comer, 
y agua a beber."
(Daniel 1:12)
No comí ningún manjar delicado, 
ni carne,
 ni tomé vino,
 ni me apliqué ningún perfume, 
hasta que se cumplieron las tres semanas. 
(Daniel 10:3 RVC)

Reflexión:
Conocí una mujer -bastante mayor- que sufría toda una variedad de enfermedades.
No exagero.
El doctor le había aconsejado que bebiera abundante agua, como un principio básico para iniciar los cambios y un tratamiento adecuado.
Muy contrariada le respondió "doctor, yo soy fina, solo bebo vino".
Cuando me relataba acerca de  la cara de sorpresa del médico se reía, tal vez porque yo tenía la misma expresión.
Mi amiga "fina" murió al poco tiempo de problemas renales.
No vamos a hacer una apología de la importancia del agua en el cuerpo. Si pones en Internet “beneficios del agua” tendrás una amplia información.
Solo diremos que Daniel tenía razón y lo reconocen los médicos mandándonos a beber entre 6 y 8 vasos de agua diarios. Beber agua (abstenerse de beber vino), he ahí una práctica beneficiosa.
Otros doctores aconsejan beber un vaso de vino en las comidas, por el aporte de antioxidantes. Esos mismos antioxidantes se encuentran: " Entre las frutas comestibles que más concentran antioxidantes destacan: berries como arándano, frambuesa, mora, frutilla, maqui y murtilla,..." (Base de datos de INTA)
¿Beber agua?
¿Beber alcohol?
Pese al endurecimiento de las leyes chilenas, la cantidad de muertes por ingesta de alcohol ha ido en aumento, según las estadísticas. Círculos concéntricos de dolores, invalidez,  accidentes impensados  y  deterioro de calidad de vida es lo que deja en la familia.
¿Es tan desagradable el agua que algunos  la evitan a pesar de sus múltiples beneficios?

El Señor Jesucristo hace el paralelo entre el agua y la sed  de Dios:
"En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.
El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.
Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado." (Juan 7:37-39)

Oración:
Que Dios guarde a su Iglesia y esta no tolere el pecado, 
que sea guardada de errores y falsa doctrina.
Así sea, amén.
***************************************
Bonus:
Me escribe R.,  una amiga lectora de 14 años
"Eh...Bueno yo he sentido mucho la presencia de Dios. Al dejar de lado algunas cosas noté lo importante que es Dios y que muchas veces no le doy el tiempo que merece.
Dios nos habla todos los días; constantemente trata de llamar nuestra atención de diferentes maneras pero nosotros nos cerramos y no escuchamos. Debemos pedirle que abra nuestros oídos para conocer su perfecta voluntad.
Al dejar que estos días Dios tome el control de todo, noté lo fácil que es seguir adelante con su ayuda. 
Hace unos días me dieron una profecía de avivamiento en las iglesias evangélicas, principalmente en la nueva generación de jóvenes y creo firmemente que este es el primer paso para conseguirlo".

***************************************

Sugerencia culinaria:

Pastel de papas con soya  hidratada.
http://www.vegetarianoschile.cl/recetas-pastel-de-papas/
 

***************************************

Un dato sobre el consumo de alcohol en Chile:
http://www.uss.cl/blog/consumo-de-alcohol-en-chile-crece-20-en-dos-anos/


No hay comentarios:

Publicar un comentario