jueves, 9 de marzo de 2017

Día 9: Autocontrol.

Hay una creciente incredulidad –aun entre los estudiosos - de que los jóvenes puedan tener autocontrol  o dominio de sí mismos.
La edad de inicio sexual es cada vez de menor edad y los muchachos que son entrenados para ayudantes en bandas delictuales son cada vez más pequeños. Incluso hay países –como Argentina- que están pensando en bajar la edad de responsabilidad penal.
 Richard Keeling MD dijo: "Los adolescentes van a beber no importa cuál sea la edad legal" ( Milwaukee Journal Sentinel).
Aquí -en la historia de Daniel-  tenemos a cuatro jóvenes que enfrentaron un sistema estrictamente reglamentado y no se rinden a leyes contrarias a su fe, destacándose física e intelectualmente al final de una jornada de 10 días de prueba (Daniel 1: 12-16).

Vas por la calle, tienes hambre, no llevas granos ni nueces, ni una pequeña semilla.
Te habías propusto hacer el ayuno de Daniel , buscas con la mirada un kiosco, nada de lo que ofrece puedes comer, ningún carrito con fruta, solo “comida chatarra”, exhala un olor que descalabra las papilas y la boca se hace agua.
¿Has cedido a la tentación?
Si lo has hecho la buena noticia es que no eres el primero (ni para desertar somos originales, cómo sufre el ego),  la gracia de Dios es operativa en todas nuestras fallas y  nos regresa una y otra vez a su propósito.

Suena la alarma del celular.
Ya ha tintineado las 3 veces. Quieres orar y leer la Biblia una media hora antes de ir a clases. El sonido lejano se inserta en el sueño, asustado te levantas de un salto, ya ha pasado la hora, corres, la micro va a media cuadra, habrá que esperar la siguiente, el Metro lleno, todavía con sueño apenas atinas a decir “gracias, Señor”. El profesor de nuevo te mirará con esa cara de “otra vez ha llegado atrasado”.

Orar, leer, ayunar son palabras desafiantes. Inspiradoras, trascendentales.
Guardan implícitas promesas que algunos disfrutan pero que a la mayoría le son misteriosas.
Muchas personas tienen ese raro concepto que para orar tienes que arrodillarte, poner cara mística en un lugar “secreto”. Para leer la Biblia debes saber hermenéutica sino corres el riesgo de no entender nada y para ayunar…bueno…esas son palabras mayores.
¿21 días?, OH, eso es para…no sé…para los Pastores.
 El dominio de sí mismo es algo que se puede cultivar, enseñarse, lograr y ejercitarse si hay una disposición honesta del corazón.
El apóstol Pablo le mostró a Felix el gobernador romano  este principio en el libro de los Hechos 24:25. Pero cuando Pablo le habló acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero, Félix se espantó y le dijo: «Por ahora, puedes retirarte. En su momento volveré a llamarte.»

Pedro rogó a los cristianos a decidir o administrar el control de su vida de fe.
“… vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. “ 2 Pedro 1:5-7

Un medio por el cual adquirimos dominio sobre nosotros mismos es a través  la planificación.
El apóstol Pablo pidió a que no hiciéramos provisiones para los deseos desordenados.
Nos corresponde aprender a evitar aquellas cosas que nos tientan.
Job hizo un pacto con sus ojos (Job 31: 1).
Pablo propuso que no comería carne ofrecida a los ídolos (1 Corintios 8:13, Romanos 14:21) por causa de los más débiles.
Adquirimos el autocontrol por medio de la moderación (1 Corintios 9:25).
La conquista a largo plazo está determinada por las victorias diarias que resultan en un estilo de vida un poco más sano y sencillo.


Oración: 
Que Dios levante una generación de líderes con visión y pasión por la salvación y extensión de su Reino.

*****************************
Bonus: Me escribe un Pastor:
"En estos días de ayuno ando con un hambre permanente, pero no es tan intensa como cuando no estoy sin ayuno. Esta hambre es más manejable pero en la medida que no le doy mayor importancia y que priorizo por Dios. Por otro lado me siento impelido a no ver tv. ni gastar el tiempo en cosas vanas. Es un estilo de vida más sencillo y más enfocado como hijo de Dios".

*****************************

 Receta sugerida:
Guiso de acelgas con papas cocidas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario